¿Qué sucede si es impactado por un conductor ebrio?

rockford car accident lawyers

Cuando está implicado en un accidente de tráfico, este es siempre un momento muy aterrador y estresante. Con suerte podrá caminar sin lesiones y con daños menores a la propiedad. Algunas víctimas no son tan afortunadas – especialmente si han sido impactadas por un irresponsable conductor en estado de ebriedad. Aquí hay algunas cosas que puede esperar si ha estado involucrado en un accidente con un conductor ebrio.

Estadísticas

De acuerdo con el CDC, en el 2015 (el último año cuyas estadísticas están disponibles), 10,265 personas murieron en accidentes de tráfico relacionados con alcohol – cerca de un tercio de todas las muertes en accidentes de tráfico del país. Cerca de 1.1 millón de conductores fueron arrestados por manejar bajo la influencia de alcohol y/o drogas. Ya que tomar y manejar está siendo cada vez más común, es importante saber cuáles son sus opciones si usted está siendo impactado por un conductor ebrio.

Civil contra Criminal

Si el conductor es citado y arrestado por manejar ebrio después de un accidente, es probable que se abran dos casos diferentes – uno civil y otro criminal. El caso criminal será el caso del estado si es que deciden procesar al conductor. Un fiscal de conductores que manejan bajo la influencia de alcohol y/o drogas (DUI) será asignado al caso y decidirá si se requiere desechar el caso, elaborar un arreglo negociado o ir a juicio. El caso criminal asegurará que se haga “justicia” y castigará al conductor por su irresponsabilidad. Sin embargo, es probable que usted no reciba ninguna compensación financiera por sus acciones, a menos que el juez ordene la restitución como parte de la sentencia criminal. Aun cuando la restitución sea ordenada, el monto es casi siempre menor y deberá presentar un caso civil en contra del conductor para ser compensado plenamente.

Las demandas civiles pueden requerir compensaciones por daños tales como tratamientos médicos, daños a la propiedad, dolor, sufrimiento y pérdida de salario. Si el accidente resulta en una fatalidad, los miembros de la familia pueden demandar al conductor ebrio por negligencia o muerte injusta. En el evento en que la demanda criminal resultase en una condena para el conductor, entonces la víctima tendrá una gran posibilidad de ganar su demanda civil. Eso es debido a que la carga o peso de las pruebas en un caso criminal son más altos: se debe de probar sin que quede lugar a duda que el conductor estaba operando el vehículo cuando estaba intoxicado. Una demanda civil apenas debe demostrar que el conductor estaba ebrio en base a las evidencias – lo que significa que también es muy probable que no lo haga.

La división en estos casos puede causar dificultades en la demora. Bajo el privilegio de la Quinta Enmienda, un conductor que ha sido acusado de manejar bajo la influencia de alcohol y/o drogas no puede ser obligado a testificar en un caso en el que puede auto incriminarse – incluyendo una demanda civil. La mayoría de demandados se negaran a testificar en una audiencia civil por su temor a que lo que digan pueda afectar su juicio criminal. Sera difícil esperar hasta que el juicio criminal culmine, sin embargo – los juicios civiles tienen un estatuto de limitaciones y las evidencias disminuyen cuando el tiempo pasa. Los juicios civiles no deberían estar condicionadas por los plazos de tiempo de las fiscalías estatales.

Conseguir un abogado hábil en lesiones personales de su lado es crucial para obtener un juicio exitoso y sin demoras. Los abogados deben comunicarse con las autoridades, la policía, la compañía de seguros del conductor bajo la influencia de alcohol, los doctores que tratan al cliente, miembros de la familia, otros testigos y amigos para armar el caso. El objetivo debe ser probar que el conductor estaba ebrio y manejaba a casa sin que sea necesario recurrir al testimonio de los propios acusados como prueba.

Otras Partes

Los accidentes con conductores ebrios con frecuencia involucran a otras personas además de la víctima y el conductor. Primero, si el conductor estaba asegurado, entonces la compañía de seguros puede demandar al conductor. Si el conductor no estaba asegurado entonces existen otros medios para asegurarnos que se conceda una indemnización adecuada. Por ejemplo, en algunos estados, el bar o restaurante puede ser responsable por continuar sirviéndole alcohol al conductor estando ya intoxicado. A esto se le llama la ley de las licorerías pero puede no estar disponible en su jurisdicción, por lo que es importante consultar con un abogado experimentado en conductores bajo la influencia de alcohol y/o drogas (DUI).

Del mismo modo algunos estados también permiten reclamos civiles que van en contra de terceras personas que sirvieron alcohol a un menor de edad o a una persona visiblemente intoxicada.

Son raros los casos en los que el fabricante del automóvil puede ser encontrado parcialmente culpable si el auto no fuese resistente o preparado. Aun cuando la causa inicial del accidente haya sido el conductor ebrio, si las características de seguridad del auto trabajaron inapropiadamente, entonces el fabricante del vehículo podría también ser responsable por una compensación de la víctima.

Algunas veces las condiciones peligrosas de la carretera pueden contribuir al mismo accidente. Si la carretera estaba oscura, con poca visibilidad o escasos letreros de alerta antes de un lugar en construcción, esto podría ser una causa de accidente; aun si el conductor mostrase estar bajo la influencia de alcohol y/o drogas.

Finalmente, su aseguradora podría estar involucrada si el conductor no tiene seguro o tiene un seguro inadecuado. Si usted tiene una cobertura para automovilistas no asegurados, entonces puede hacer un reclamo en contra de su propia aseguradora para cubrir cualquier exceso no cubierto por el conductor bajo los efectos del alcohol y/o drogas. Esta protección debe estar incluida en su póliza antes de que el accidente ocurra. Ya que hay muchos potenciales responsables, es muy recomendable contar con un abogado experimentado en accidentes o en lesiones personales que pueda representarlo a usted tan pronto como sea posible después del accidente

Daños

En muchos casos el conductor será el responsable de la compensación de daños a la víctima, asegurándose de que se les reembolse por los salarios perdidos, gastos médicos y daños a la propiedad. Ellos también son responsables por los gastos menos tangibles como el dolor, sufrimiento o la desfiguración. En algunos casos atroces, se le puede requerir al conductor también pagar los daños punitivos. Los daños punitivos sirven como efecto disuasorio al conductor y otros, demostrando que su mal comportamiento no será tolerado por la sociedad.