10 Cosas Que Debe Hacer Si Sufre Un Accidente Automovilístico

Estar involucrado en un accidente automovilístico es cuestión de ciertos condicionales. Aún los accidentes pequeños pueden dejar a los conductores afectados y agobiados, por lo que es importante mantener la calma en un accidente. A continuación se muestra una lista de diez cosas que debe hacer si se involucra en un accidente de tráfico:

 

  1. Seguridad primero. Si el accidente es menor o pequeño, mueva todos los vehículos del camino fuera del tráfico y en lugar seguro. Apague su vehículo pero mantenga las luces intermitentes de peligro. Asegúrese que ningún conductor o pasajero se encuentre herido. Si hay heridos, solicite apoyo a una ambulancia. Siempre debe llamar a la policía, aun si el accidente es menor. Con frecuencia un reporte de la policía es utilizado por las aseguradoras para verificar cualquier reclamo así como ayudar a establecer la culpabilidad. Nunca abandone la escena de un accidente, aun así se trate de un accidente menor.
  2. Mantenga a la mano un “kit” en caso de accidentes. Lo peor que le puede pasar es que se encuentre nervioso y desprevenido para documentar un accidente, lo cual es crucial si hay una disputa acerca de la culpabilidad en futuras litigaciones. El “kit” podría contener una pequeña libreta de notas, un lápiz (para escribir en caso esté lloviendo), su tarjeta de su compañía de seguros y quizás una cámara de fotos descartable. Una cámara de fotos descartable puede ser muy útil si su teléfono se rompe y no pudiera tomar ninguna foto con él. Algunos estados ofrecen un modelo de reporte de accidente, el cual puede imprimir y mantenerlo en su vehículo.
  3. Utilice su “kit” para documentar lo que pueda. Use la libreta de notas para registrar de inmediato aspectos tales como la fecha, la hora, el clima, condiciones de tráfico y una breve descripción de lo que sucedió. También debe obtener los nombres y la información de contacto de los diferentes conductores y testigos incluyendo los nombres y las placas de los oficiales de policía. Si por alguna razón no pudiera escribir, considere llamar a un familiar o amigo y descríbale lo ocurrido y lo que usted puede observar. Estos pueden servir como testigos para corroborar cualquier reclamo. Tome fotos de la escena, cualquier daño de su vehículo y el de los otros, así como también (si pudiera hacerlo) de las heridas. Esto podría ser una evidencia crucial para cualquier caso que involucre accidentes automovilísticos en el futuro.
  4. Intercambie información. Es importante que usted y los demás conductores intercambie su información de contacto y de sus aseguradoras. Intente averiguar si los conductores son los dueños registrados de sus vehículos. Si no son ellos, trate de averiguar quiénes son. Esto es particularmente importante si el vehículo pertenece a una compañía o si el conductor estaba manejando como parte de su trabajo. Sea cuidadoso, solo debe dar su nombre, la información del vehículo y de su aseguradora. Si usted desea, también puede intercambiar los teléfonos celulares pero tenga la precaución de revelar su dirección a personas que no conoce.
  5. No admita responsabilidad. Aun cuando piense que usted es culpable, no lo diga. Con frecuencia, puede haber información que usted desconoce, tal como que el otro conductor estuvo distraído o que su automóvil estaba fallando. Si usted admite su culpa, podría luego ser usado en su contra.
  6. Investigue sobre lo que necesita para presentar un reclamo con su aseguradora. Tampoco admita ninguna falta a ellos. Intente averiguar muy objetivamente que se requiere para iniciar los procesos de reclamos. Al final del día, la mayoría de aseguradoras intentarán alcanzarle un acuerdo lo más bajo posible, no importando si es de su mejor interés.
  7. Mantenga un archivo o registro documental. Si habla con cualquier aseguradora o representantes, escriba su nombre, la fecha y una breve descripción de su conversación. Conserve cualquier recibo que tenga en relación con el accidente, costos de transporte, costos de grúas o de almacenamiento. Asegúrese que todo se encuentre en un lugar seguro y de una forma organizada.
  8. Haga una cita con su doctor. Muchas heridas no aparecen inmediatamente después de un accidente. Su adrenalina se acelera y su cuerpo aún no se adapta. La mayoría de individuos siente dolor al día siguiente o al siguiente. Debe considerar solicitar una cita con su doctor lo más pronto posible, de preferencia el mismo día del accidente. Si tiene que visitar al médico un poco después, documente la fecha, hora y lo que se discutió en la cita médica. Mantenga estos documentos en su registro mencionado en el punto número 7.
  9. Si resulta seriamente herido, tómelo con seriedad. Enfóquese en su salud por supuesto pero también conozca el costo que le representa tanto el de sus gastos médicos como los de su pérdida de ingresos y de su tiempo. Comience con conocer el costo de sus recibos, hasta cuando se extenderán sus cheques de pago y el efecto que sus heridas tendrán en su vida personal. Una vez que tome conciencia de esto y lo registre, le servirá en el futuro si decide entablar un juicio.
  10. Finalmente contrate un abogado, nunca es muy temprano para conseguir uno de su lado. Aun si un juicio regular no sea presentado, un abogado lo podrá guiar a través de los procesos con las aseguradoras. Nunca debe firmar un acuerdo sin antes hablar con un abogado que busca su mejor beneficio. Los abogados pueden iniciar las investigaciones inmediatamente después que los accidentes ocurran, lo cual preservará la evidencia y la recolección de testigos en caso se necesite. Y si ha experimentado (o quizás ha causado) heridas significativas, tener pronto un abogado de su lado significara más tiempo para preparar cualquier caso o su defensa.

Los accidentes automovilísticos suceden cada día en cualquier parte del país. Con esta lista, siéntase más seguro y preparado acerca de lo que debe y no debe hacer en caso se encuentre involucrado en uno de ellos.